Problemas de conducta

Los trastornos de conducta son una serie de problemas conductuales y emocionales que presentan niños y adolescentes, ante los que los padres y cuidadores se sienten desconcertados e impotentes.

Los problemas conductuales pueden involucrar comportamientos desafiantes o impulsivos y en adolescentes puede haber consumo de drogas o actividad delictiva.

 

Los trastornos de conducta han sido asociados a otras problemáticas como sobreprotección, maltrato infantil y conflictos familiares.

 

En los más pequeños los problemas más frecuentes de esta área tienen que ver con la desobediencia.

 

Se muestran desafiantes y contestones y se oponen a casi cualquier cosa que sus padres les pidan u ordenen a pesar de hacerlo en un buen tono.

 

De hecho, muchos progenitores refieren que tienen la sensación de que los pequeños les están “echando pulsos” permanentemente entrando en una agotadora lucha continua.

En cuanto a los adolescentes, sus problemas conductuales van más allá de la típica rebeldía propia de esta edad.

 

Pueden convertirse en auténticos tiranos con aquellos que más los quieren y usar un vocabulario muy soez en ocasiones.

 

Despreocupados, se afanan por hacer lo que les apetece en cada momento y no dudan en saltarse las normas si así consiguen su objetivo.

 

No obstante, en la mayoría de las ocasiones esta imagen no es más que una dura coraza que esconde un buen corazón dañado por algún motivo.

Abrir chat
Hola soy Jorge, ¿en qué puedo ayudarte?
Powered by